FAQ Actividades de Ecoaventura

Niveles de dificultad de las rutas de senderimo según clasificación Doseville-Hikingweekend:

  • A A+ Nivel Básico: Pensado para personas que no realizan ejercicio físico de forma cotidiana. Si estás pensando en iniciarte en la montaña y te gusta caminar. Es ideal para poder disfrutar de la naturaleza de forma sosegada, sin enormes esfuerzos. Distancias de inferiores o cercanas a 10 kilómetros y hasta 350 metros de desnivel.
  • B B+ Nivel Medio: Para personas con una condición física adecuada, que estén acostumbradas a realizar actividades por montaña, en terrenos irregulares. Son actividades de duración y ritmo superior a los niveles anteriores. Es un nivel fácil de alcanzar y cómodo de realizar. Distancias entre 14 y 18 kilómetros y hasta 800 metros de desnivel.
  • C Nivel Alto: En este nivel se ha de tener costumbre de caminar por montaña, teniendo una buena forma física. Es probable la necesidad de realizar trepadas, destrepes, transitar por terreno irregular… Es conveniente haber pasado previamente por el nivel anterior, no es un nivel para comenzar en la montaña. Distancias entre 18 y 25 kilómetros y hasta 1500 metros de desnivel.
  • C+ Nivel Muy Alto: Imprescindible una buena condición física y psicológica, estar acostumbrado a terrenos y situaciones cambiantes. Exige el conocimiento y manejo de técnicas y material específico para cada actividad. Distancias superiores a 25 kilómetros (pudiendo ser inferiores y la actividad concreta necesite de un conocimiento específico) y con grandes desniveles.

Escala de Hüsler

La escala de Hüsler, diseñada por Eugen Eduard Hüsler, autor y fotógrafo nacido en Suiza, gradúa las vías ferratas en cinco niveles de dificultad. Para ello Hüsler ideó la cruz de Hüsler, una cruz en la que se puntúan del 1 al 4 los cuatro aspectos más importantes que definen un itinerario: fuerza requerida, resistencia, experiencia en montaña y aspectos psicológicos. El resultado en la cruz nos indicará en que nivel de dificultad debemos catalogar la dificultad de la vía ferrata.

Los 6 niveles de dificultad clasificados del K1 (fácil) al K6 (extremadamente difícil). La letra K, al igual que en la distinción que llevan los mosquetones para vía ferrata, hace referencia a la palabra alemana «Klettersteig» (vía ferrata).

Para los niveles de dificultad, Hüsler utiliza la misma cruz en la que se puntúan del 1 al 4 los cuatro aspectos más importantes que definen un itinerario: fuerza requerida, resistencia, experiencia en montaña y aspectos psicológicos. El resultado en la cruz nos indicará en que nivel de dificultad debemos catalogar la dificultad de la vía ferrata.

  • K1 (fácil)
  • K2 (poco difícil)
  • K3 (algo difícil)
  • K4 (difícil)
  • K5 (muy difícil)
  • K6 (extremadamente difícil)

Escala de Dificultad de Hüsler - Cruz